Colegio Humanista

Humanismo

  • Educación humanista

    Pilar Académico

    La política educativa humanista promueve la formación del saber que influye en la configuración de la propia vida. Busca suscitar una reflexión en el educando sobre el verdadero bien del ser humano. Genera un ambiente donde se comparten ideales y se pretende practicar lo que se ha descubierto. Se ofrece una luz no un troquel.

    Esta política hace su centro de gravedad el lograr que el educando venga a ser cada vez más persona, una contribución al proceso de su personalización. La instrucción es entonces un instrumento, pero no el fin. La sociedad en la que está, será un contexto a tener en cuenta, no un determinante.

    Los contenidos se seleccionarán, organizarán y presentarán de forma que produzcan la maduración de la personalidad, no será suficiente la información, se necesitará formar habilidades y destrezas, actitudes y valores.

    El profesor no sólo enseña, sino que interactúa con el alumno en los diferentes ámbitos de su personalidad, monitorea, impulsa, acompaña, etc.

    El alumno es sujeto de su propio desarrollo y lo que interesa es el aprendizaje significativo para él.

    Los padres necesariamente deben participar en el proceso educativo escolar en colaboración con la escuela como condición indispensable para su realización plena.